Skip to main content

Cloud Mining se traduce como “minería en la nube”. ¿No conoces esta actividad para generar ingresos pasivos? No te preocupes, en este artículo vas a descubrirlo.

Como sabrás, la minería de Bitcoin es un proceso competitivo, en el cual se requiere potencia informática. Gracias al Cloud Mining de Bitcoin, puedes resolver el problema de la inversión.

¿Qué es el Cloud Mining?

Básicamente, la minería en la nube o Cloud Mining consiste en alquilar potencia informática para ser competitivo en el proceso de minado. Puede servir para minar Bitcoin o cualquier otra criptomoneda que cuyo sistema de validación de transacciones se base en el protocolo “proof of work” (prueba de trabajo).

Por cierto, el poder de computación se mide según la tasa “hashrate” y lo que contratas es “hash power”. Un hash es una operación criptográfica, un elemento clave para que funcione la tecnología Blockchain.

Para encontrar el hash que permita validar una no hay que aplicar la fuerza bruta: calcular, calcular y calcular un hash detrás de otro, hasta dar con la solución. No hay otra fórmula. Así funcionan las criptomonedas que utilizan el protocolo proof of work.

De ahí que los mineros necesiten invertir en equipos especialmente diseñados para esta actividad. Sobre todo, se requiere potencia gráfica, dado que los procesadores multinúcleo de la tarjetas gráficas son útiles para estas operaciones.

Además, estos equipos generan bastante calor (es necesario que tengan una buena ventilación). Todo ello sin contar con el ruido y el alto coste de la electricidad que consumen.

En otras palabras, gracias al Cloud Mining tú puedes alquilar un determinado poder computacional o “hashes por segundo” y no preocuparte por estos problemas.

¿Cómo funciona el Cloud Mining?

Puedes llevar a cabo el Cloud Mining de dos formas:

Host Mining

Se trata de comprar o alquilar una plataforma en una granja minera. El pago corresponde a la instalación y mantenimiento. En este caso, tienes un control sobre la plataforma y, de este modo, puedes redirigir tu potencia de hash a los grupos.

Arrendamiento de hash

Únicamente se trata de un contrato de alquiler de la potencia de hash. La propia empresa de servicios de minería en la nube te ofrece un plan para obtener ingresos pasivos. No tienes que pagar tarifas de instalación y mantenimiento.

¿Cuáles son las ventajas de Cloud Mining?

Podemos encontrar una serie de tendencias que apuntan a que la minería en la nube puede ir ganando fuerza. La principal ventaja la encontramos en el ahorro de costes y molestias.

Hay factores que indican una mayor demanda, mayor competencia y, por ende, mayores recursos necesarios. Por lo tanto, más difícil es el acceso directo a la minería:

  • La dificultad de resolver los algoritmos de criptografía está en aumento. Cada vez hay más transacciones en la red. Por lo tanto, la demanda de hash power se incrementa.
  • Muchas criptomonedas en general, y Bitcoin en particular, tienen un suministro limitado. Son bienes escasos y, por consiguiente, se vuelven valiosos. Este hecho provoca que el proceso sea cada vez más competitivo y se requiera una mayor potencia computacional.
  • Muchos inversores ven a la minería como una fuente de ingresos pasivos y se suben al tren. Haciendo más viable el Cloud Mining.
  • Los equipos de minería han evolucionado de una forma notable. Actualmente existen plataformas ASIC (equipos basados en circuitos integrados, diseñados para estas funciones). Competir con un ASIC es realmente un suicidio y adquirir uno puede ser inviable (no sólo por el coste, sino por el mantenimiento, ubicación, costes de electricidad, etc.).

Quizá te interesa: Comprar criptos en España PASO a PASO

¿Cómo hacer Bitcoin Cloud Mining?

Bitcoin fue la primera cripto en salir al mercado y, por supuesto, aplica el protocolo de validación proof of work. Después, se han puesto en funcionamiento otros protocolos en los que no es necesario un proceso de minado propiamente dicho (como por ejemplo el proof of stake).

Ethereum, por ejemplo, también utilizaba inicialmente el mismo protocolo, pero abordó un proceso de transformación hacia el proof of stake.

Sin embargo, Bitcoin sigue siendo la principal criptomoneda, el activo con mayor volumen de transacciones y, aunque está perdiendo dominancia, sigue siendo la reina de las criptomonedas.

La única pega es que, para conseguir ingresos pasivos mediante la minería de Bitcoin, sigue y seguirá siendo necesario contar con potencia computacional. De ahí que se hable mucho del Bitcoin Cloud Mining.

La idea es la misma, existen granjas de minería o centros de datos remoto que tienen un poder de procesamiento compartido. De esta forma la minería en la nube de Bitcoin consiste en que tú logres arrendar una parte de dicha potencia.

Normalmente, los mineros tan sólo necesitan elegir el tipo de contrato y la duración. Normalmente, los mineros suelen elegir un contrato con una potencia computacional de entre 500 y 1000 GH (gigahashes) y con una duración de un año. Sin embargo, también es posible encontrar proveedores con otras condiciones. 

Este es el primer asunto que tienes que decidir para hacer Bitcoin Cloud Mining. 

Por lo demás, el pago suele ser por adelantado, bien sea en dinero FIAT o criptomonedas. En este aspecto, tienes que calcular tu potencial ROI.

El mayor peligro que puedes tener son los fraudes. Así que investiga muy bien con quién contratas. En menor medida, tienes que tener presente que las ganancias obtenidas pueden reducirse por varios motivos (por ejemplo, menores recompensas). 

¿El Cloud Mining es lo mismo que un pool de minería?

Un pool de minería es un grupo de personas que ponen en común su potencia computacional para conseguir ser más competitivos. Las recompensas conseguidas se distribuyen en función del hash power aportado por cada minero.

Como puedes ver, en este caso no se trata de alquilar una determinada potencia, sino todo lo contrario: eres dueño de una potencia computacional y puedes ponerla común con otros usuarios para aumentar tus posibilidades de obtener recompensas. 

Es decir, imagínate que quieres minar Bitcoin, sin embargo, no tienes un equipo especializado y resulta inviable hacerte con uno (alto coste, no tienes espacio, no estás dispuesto a soportar el ruido, etc.). Puedes hacer Bitcoin Cloud Mining alquilando el hashrate de otros y formar parte de un pool de minería, donde se suma una gran potencia computacional.

¿Tienes alguna duda sobre cómo funciona el cloud mining? ¡Consultanos!

Leave a Reply