Skip to main content

El término ‘smart contract’ fue usado por primera vez en 1995 por Nick Szabo, jurista, criptógrafo y uno de los pioneros en el desarrollo de la blockchain.

Un tipo de contratos que representan una alternativa segura, transparente e inmutable para celebrar acuerdos sin la necesidad de que un tercero ejecute las condiciones que contiene.

Pero, ¿qué son exactamente los smart contracts?, ¿cómo funcionan?, ¿cómo se hacen?, y ¿cuáles son las mejores plataformas para hacer contratos inteligentes? Tratemos de responder a estas y otras preguntas relacionadas con los smart contracts.

Qué es un smart contract

Un smart contract es un programa informático diseñado para autoejecutar acuerdos establecidos entre dos o más partes.

Estos se ejecutan automáticamente a medida que los sujetos involucrados en el acuerdo van cumpliendo con las condiciones específicas acordadas en el contrato.

Algo que es posible gracias a la existencia de la tecnología de la cadena de bloques. Un concepto que es fundamental entender para comprender la capacidad de transformación de los smart contracts.

¿Qué es la blockchain o cadena de bloques?

Una blockchain es una base de datos o registro digital que almacena la información y la distribuye entre los diferentes nodos o participantes de la red. Su entidad está encriptada, por lo que es imposible que sea modificada.

Gracias a esta tecnología disruptiva es posible guardar y compartir todo tipo de información de forma segura, incluso entre personas o entidades que no confían la una en la otra.

En definitiva, se trata de un gran libro de cuentas descentralizado y compartido que utiliza la criptografía para garantizar la inmutabilidad de los datos registrados.

¿Cómo funciona un smart contract?

Al garantizarse la seguridad de las transacciones gracias a la tecnología de la cadena de bloques, los contratos inteligentes pueden operar automáticamente. Es decir, sin la necesidad de la verificación de ningún supervisor.

Bastará con indicarle al programa informático que, cuando se cumpla la condición X, se ejecute Y, para poner en marcha un smart contract.

Es fundamental que las partes implicadas conozcan y acepten cada una de las cláusulas indicadas en el contrato, ya que una vez se registran en la blockchain ya no se pueden modificar.

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes con las criptos?

  1. La persona que desea realizar una transacción accede a su monedero en la blockchain y emite el envío de una criptomoneda.
  2. La transacción llega a la base de datos descentralizada donde se confirma la identidad del emisor.
  3. Se aprueba la transferencia de fondos y se inserta un código que indica el tipo de transacción que debe ejecutarse en la cadena de bloques.
  4. La transacción se agrega a la red como un bloque dentro del blockchain.
  5. Cualquier cambio que se produzca en el estado del contrato deberá seguir el mismo proceso para poder actualizarse.

Quizá te interesa: Cómo elegir el mejor monedero para guardar tus criptos

Plataformas de smart contracts

Las plataformas más populares para realizar contratos inteligentes en la blockchain son:

Ethereum

Los smart contracts se redactan en un lenguaje de programación llamado Solidity y son ejecutados por las Ethereum Virtual Machines (EVM). 

Hyperledger

Este sistema de código abierto desarrollado por Linux Foundation permite realizar y ejecutar smart contracts.

Counterparty

Esta plataforma permite redactar y ejecutar transacciones a través de contratos inteligentes con Bitcoin

Cómo comprar Bitcoin isn KYC

Polkadot

Esta cadena de bloques alternativa es conocida por su capacidad para alojar parachains o cadenas de bloques dentro de cadenas de bloques para así poder ejecutar muchas más transacciones de lo normal.

Ámbitos de aplicación de los contratos inteligentes

Los contratos inteligentes pueden utilizarse exactamente en los mismos ámbitos en los que se emplean los contratos tradicionales en la actualidad:

Registros

Los smart contracts facilitan el almacenamiento seguro de ficheros de información tales como los historiales médicos o los registros de propiedades.

Comercio

Los contratos inteligentes permiten registrar y almacenar de forma rápida, sencilla y segura cualquier compraventa de productos o servicios.

Cadenas de suministro

Estos contratos digitales permiten registrar cada movimiento que realiza un producto desde que comienza su fabricación y hasta que llega al cliente. Son, pues, ideales para evitar robos, extravíos y errores en la entrega de productos.

Hipotecas

Los contratos hipotecarios basados en los smart contracts son más veloces, seguros y económicos.

Recursos humanos

Los smart contracts pueden ser utilizados para evitar el fraude en títulos universitarios o CV, lo que supone toda una garantía para los empresarios a la hora de contratar trabajadores.

Propiedad intelectual

Estos también pueden ser utilizados para otorgar la propiedad intelectual de una obra o dejar patente qué porcentaje pertenece al artista y cuál a sus promotores y/o mecenas.

Investigación

Los contratos digitales permiten llevar una trazabilidad exacta de los movimientos de personas contagiadas, las cadenas de frío de los alimentos o de los diferentes pasos que se van dando en las investigaciones científicas. 

Elecciones

Los smart contracts ofrecen la posibilidad de validar la identidad de los votantes y registrar el voto de los censados, evitando así posibles fraudes electorales.

Leave a Reply